Nuestra historia

Nuestra historia
Las personas no hacen viajes, los viajes hacen a las personas

Ambas, docentes de profesión y traductoras de vocación. Nuestra pasión: los idiomas.

Nos conocimos en Irlanda, donde forjamos nuestra amistad desde pequeñas a la vez que aprendimos un idioma que nos encanta; el inglés. Seguimos conquistando mundo y afianzamos nuestra amistad en Alemania, donde vivimos experiencias que nos marcaron para toda la vida. Por aquel entonces ya estudiábamos la carrera en la que nos licenciamos; Traducción e Interpretación en la Universidad Jaume I.

Nuestras vidas se separaron aquel año en el que Paula se fue a estudiar el Máster de Traducción Jurídica, Jurada y Económica en la Universidad de Alicante y Susana se marchó a Austria para perfeccionar el alemán.

Una vez iniciada nuestra experiencia laboral en el mundo de la docencia, la traducción y la interpretación decidimos seguir formándonos y, siguiendo nuestra pasión por los idiomas, nos volvimos a encontrar cuando decidimos estudiar italiano. Un día de invierno frío y lluvioso nos encontramos en la cantina donde pasamos la tarde tomando café y conversando. Entre café y café surgieron mil anécdotas, recuerdos y BLA, BLA, BLA…

Hace más de 5 años iniciamos nuestra empresa como un viaje más; lleno de sueños e ilusiones que de pequeñas ya empezamos a tener. Desde que empezamos el periplo hemos llenado nuestra maleta de muchas más anécdotas y hemos visto sueños cumplidos, como volver al lugar que nos unió. En este viaje, sin billete de regreso, todavía nos quedan sueños por cumplir que planeamos en nuestros ratitos de café.

Nuestras maletas van llenas de dedicación, compromiso, horas de trabajo, noches de insomnio pero, sobre todo, de clientes y alumnos maravillosos que llenan nuestros días de energía. No hay que olvidar el equipaje de mano, en el que se encuentran nuestro equipo de profesionales: Nieves, Daiana, Vanesa, Miguel, Javi y Chris, y donde guardamos todos aquellos recuerdos vividos con Sandra, Alberto, Marc, Rosana y Joan.

Un viaje se vive tres veces, al soñarlo, al vivirlo, y al recordarlo

COLABORAN CON NOSOTRAS